The Binding of Isaac: Rebirth

The Binding of Isaac: Rebirth

Remake de un clásico de los juegos indies

The Binding of Isaac: Rebirth es un remake de The Binding of Isaac, una aventura de las difíciles que combinaba la generación aleatoria de niveles de los roguelike (juegos con toques de rol y difíciles donde si mueres empiezas de cero) con unas mazmorras inspiradas en la saga Zelda. Los usuarios que se quedaron enganchados le dedicaron cientos de horas. Por lo tanto, si ya te pasaste el juego original, ¿merece la pena dedicarle el mismo tiempo a Rebirth? Veamos las novedades de este relanzamiento. Ver descripción completa

PROS

  • Largo
  • Nuevo motor de juego
  • Muchos secretos nuevos
  • Agradablemente injusto y difícil

CONTRAS

  • No recomendable para principiantes
  • No se puede cambiar la resolución

Excelente
9

The Binding of Isaac: Rebirth es un remake de The Binding of Isaac, una aventura de las difíciles que combinaba la generación aleatoria de niveles de los roguelike (juegos con toques de rol y difíciles donde si mueres empiezas de cero) con unas mazmorras inspiradas en la saga Zelda. Los usuarios que se quedaron enganchados le dedicaron cientos de horas. Por lo tanto, si ya te pasaste el juego original, ¿merece la pena dedicarle el mismo tiempo a Rebirth? Veamos las novedades de este relanzamiento.

Isaac contra la palabra de Dios

Rebirth mantiene la esencia del título original: el jugador controla a Isaac, cuya madre le ha encerrado en un sótano repleto de monstruos después de recibir un mensaje de Dios. Este le ha exigido que sacrifique a Isaac como prueba de su fe. Esta referencia bíblica ya nos apunta a que nos encontramos ante un juego macabro y turbio, solo para adultos.

The Binding of Isaac: Rebirth es un dungeon crawler (exploración de mazmorras) en 2D con unos niveles aleatorios (como todo buen roguelike) inspirados en la serie The Legend of Zelda. En cada piso del sótano, Isaac debe enfrentarse a monstruos mientras compra o encuentra objetos y busca al jefe final que le permitirá llegar al siguiente nivel.

La elevada dificultad y su rejugabilidad son las bazas que convirtieron al The Binding of Isaac original en una aventura muy adictiva, sobre todo si buscas grandes retos. Morirás muy a menudo a manos de sus brutales enemigos, pero como cada partida es nueva siempre tendrás un incentivo para volver a intentarlo. Puedes pasarte horas y horas jugando y seguirás descubriendo nuevo contenido y más objetos con los que eliminar a los monstruos.

Partiendo de esta premisa, The Binding of Isaac: Rebirth es un literal “más y mejor”. El creador del título original, Edmund McMillen, no puedo reflejar el concepto original del juego debido a las limitaciones del motor Flash. Rebirth apuesta por un nuevo motor que permite a McMillen desatar toda su creatividad: te encontrarás con más personajes, más objetos, más habitaciones…  Finalmente, Rebirth incluye además un modo cooperativo local para dos jugadores.

¿Te enganchaste a The Binding of Isaac? ¿Le dedicaste horas y horas gracias a su jugabilidad simple pero a su ingente cantidad de contenido y a su adictiva esencia? Entonces con Rebirth te engancharás más horas si cabe. ¿Crees que exageramos? Tienes 10 personaje jugables, más de 100 enemigos (la mayoría nuevos o rediseñados), 20 desafíos, 50 jefes finales… Vas a pasarte muchas horas en el sótano de los infiernos.

El único problema grave de Rebirth es una herencia directa del juego original. El título nunca te dice para qué sirven los objetos y armas que vas encontrando en las mazmorras. En ocasiones es divertido descubrir su uso cuando te encuentras en plena batalla, pero a veces puede resultar irritante. A la larga acabarás recurriendo a wikis especializadas.

Más oscuro y siniestro que nunca

The Binding of Isaac: Rebirth presenta un renovado estilo visual gracias a su nuevo motor gráfico. Rebirth consigue plasmar mejor la esencia siniestra y perturbadora del juego. Los monstruos son más repulsivos y menos “monos”; las mazmorras son sucias y oscuras; Isaac y el resto de personajes seleccionables mutan con cada nuevo objeto que recogen…

En cuanto a los controles, Rebirth se parece más a un matamarcianos que a un Zelda. Lo importante es descubrir la cadencia de tus disparos para eliminar a los monstruos antes de que estos te maten a ti. En este sentido los controles son perfectos y nunca morirás por culpa de un fallo del juego.

Solo para hardcore gamers

The Binding of Isaac: Rebirth no es para todo el mundo. Es un juego creado expresamente para los usuarios con ganas de retos difíciles. Gracias a su ingente cantidad de contenido aleatorio, siempre querrás empezar de nuevo porque nunca dejarás de sorprenderte. Y si ya has jugado al original, tienes incentivos suficientes como para regresar al sótano.

The Binding of Isaac: Rebirth

Descargar

The Binding of Isaac: Rebirth